Estamos preparados para atender cualquier contingencia por las lluvias, aseguró el gobernador Esteban Villegas Villarreal al presidir el Consejo Estatal de Protección Civil acompañado del alcalde capitalino, Antonio Ochoa; ahí las dependencias estatales, municipales y federales, acordaron poner en marcha acciones de prevención ante la cercanía del fenómeno climatológico Orlene, que podría provocar lluvias importantes en varios municipios del estado de Durango.

Aunque el huracán bajó de categoría, el riesgo se mantiene para los municipios que colindan con el estado de Sinaloa. El jefe del Departamento de Meteorología e Hidrología de la Dirección Local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Víctor Hugo Randeles recomendó que desde este domingo se tomen precauciones, pues se prevé la presencia de lluvias durante la noche y gran parte del lunes.

Tenemos que prevenir y actuar, les dijo el Mandatario a los integrantes del Consejo de Protección Civil, a quienes pidió mantener comunicación efectiva y monitoreo constante con alcaldes, dependencias municipales, federales; corporaciones de seguridad y protección civil, para poner en marcha acciones de prevención en todas las zonas que pudieran sufrir alguna afectación con las precipitaciones.

«Ahorita estamos en alerta verde frente a un fenómeno que está creciendo, que puede generar problemas, pero todavía no lo tenemos en el estado», apuntó el titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil, Arturo Galindo, quien destacó que el Gobierno del Estado está preparado para atender cualquier escenario causado por las lluvias.

Pidió a cada una de las dependencias, estar atentos y con equipo preparado para brindar apoyo de manera oportuna a la ciudadanía que lo requiera, desde los accesos en caminos y carreteras, la comunicación, refugios temporales, alimentos, plantas de luz, seguridad, servicios de salud, entre otros puntos importantes para salvaguardar la vida y el patrimonio de las familias.

En coordinación con Protección Civil Estatal, hemos tomado las medidas necesarias en el municipio de Durango, sobre todo en los parques por las posibles ráfagas de viento, así como la limpieza de calles para evitar inundaciones con la acumulación de basura, dijo el alcalde capitalino, Antonio Ochoa.

Entre otras recomendaciones a la población emitidas por las autoridades, están las de mantener coladeras limpias, depositar la basura en su lugar y no arrojarla en espacios públicos, alcantarillas, barrancas y ríos, así como mantener las azoteas de las viviendas libres de residuos, esto con la idea de evitar inundaciones y con ello salvaguardar el patrimonio y la integridad de los duranguenses.

Por admin