Con una amplia coordinación entre las corporaciones municipales, con las del Estado y Federación, las familias duranguenses disfrutaron de las fiestas patrias sin contratiempos, aseguró el presidente Toño Ochoa.

La fiesta del Grito de Independencia y los actos cívicos del 16 de septiembre se llevaron a cabo con un salgo blanco para todos, destacó.

“Luego de dos años de suspensión por la contingencia sanitaria, las familias disfrutaron las celebraciones y actos cívicos que nos identifican como mexicanos”, expresó.

Resaltó el despliegue de 120 elementos Seguridad Pública en diferentes puntos para resguardar el orden en el Grito y 160 en los actos cívicos. Además, la revisión de Inspección Municipal a 325 puestos autorizados.

Servicios Públicos retiró 12 toneladas de basura durante la jornada. Protección Civil fue la encargada de resguardar la integridad de la gente, así como vigilar la correcta instalación de los puestos comerciales, finalizó.

Por admin